12787055_10153454323867883_2061580755_o

Ana Muñoz & Alondra Bentley

Reunimos a estas dos gigantes de la canción de autor con motivo del concierto de las segunda esta misma semana en Zaragoza.


Ana y Alondra. Alondra y Ana. ¿Chicas con guitarra, y ya? Ni hablar. Mientras la zaragozana de adopción (conquense de nacimiento) cocina a fuego lento su primer lanzamiento desde la capital del reino; la murciana de adopción (británica de nacimiento) acaba de publicar Resolutions (Gran Derby Records, 2015), su cuarto trabajo y el más ambicioso hasta la fecha.

Con semejante discal, Ana – siempre dispuesta a colabrar – no se ha podido resistir a conocer sus entresijos y compartirlos con esta pequeña comunidad. No perdáis detalle porque tanto la conversación como el disco son interesantísimos.

Este mismo sábado 27 estará presentándolo en Las Armas. ¡Descúbrelo!

11828795_671040779699058_2593492488010160125_n
AM¡Hola, Alondra! ¿Qué tal estás? En primer lugar, me gustaría preguntarte por antes de que emprendieras tu carrera como artista. Tu padre fue miembro de Los Jorister’s, uno de los grupos pioneros del rock en Murcia, y creo que tu madre también estuvo muy vinculada a la música. ¿Crees que tu interés por esta e, incluso, tu vocación se habrían estimulado o impulsado de la misma manera si hubieras nacido en una familia distinta?

ABMuy bien, gracias. ¿Cómo estás tú? Hoy tengo entrevistadora de lujo máximo. Eres una caja de sorpresas, tienes muchos talentos, todo lo haces bien y -lo más importante- con cariño, así da gusto.

Veo que te has informado muy bien, efectivamente, en mi casa la música siempre ha sido muy importante; mis padres me contagiaron su melomanía y creatividad desde muy pequeña.
Una vez, leí que antes de nacer elegimos a nuestros padres y para mí esta teoría tiene sentido. En todo caso, no me imagino mi vida sin música, es demasiado importante para mí. Creo que si hubiera nacido en otra familia hubiera tenido que hacer una labor de búsqueda más larga, pero al final habría llegado a la misma conclusión: la música es uno de los grandes pilares de mi vida.

− Podrías haber sido pintora o poeta, pero te conocemos como música. ¿Qué te aporta para que se haya convertido en tu forma de comunicación y expresión?

Insisto, qué bien te has informado para la entrevista, muchas gracias. Efectivamente, mi otra gran pasión desde siempre son las artes plásticas: estudié el Bachillerato Artístico y después Bellas Artes, pero dejé todo eso aparcado cuando publiqué mi primer disco. Me encanta la música como medio para comunicar porque creo que es más directa, creo que tiene la capacidad de trasmitir las emociones con mucha más exactitud. Además, te puedes ayudar de la letra, se complementan dos grandes medios, la palabra y la música.

− La familia es una constante en tus canciones, sobre todo en “The Garden Room”, pero también en “Resolutions” y en tu disco para niños, y no sé si en “Ashfield Avenue”. Me gusta y creo que te singulariza, que no es muy común que un artista busque inspiración en ello reiteradamente. Hablamos del amor, del paso del tiempo, de la soledad…, pero nunca o casi nunca reiteradamente y en relación a nuestra familia. ¿Qué opinas?

Creo que la familia es un tema interesantísimo porque a todos nos define mucho. Las relaciones entre los miembros de la familia siempre son intensas y muchas veces muy complejas. A mí me parece un tema fascinante y además me obsesiona, por eso recurro tanto a él.
Muchas veces me imagino las historias, facetas o etapas que han vivido nuestros padres, abuelos, bisabuelos, etcétera sobre las que no conocemos nada. Tu familia y tu relación con ella te define mucho sea cual sea el caso, la situación o peculiaridad, porque al final todas las familias son peculiares ¿no?

− He mencionado tu disco para niños y quiero preguntarte por ellos ahora: ¿qué te enseñan ellos siendo profesora? ¿Qué descubrimientos o hallazgos valiosos has experimentado?

Lo más valioso que te enseñan los niños es no perder la capacidad de sorpresa. Cuando les enseñas cosas, su primera reacción es la fascinación, ya sea por un animal, un vegetal, un fenómeno meteorológico o un medio de transporte, no importa, todo les parece increíble. Y ¿por qué? Pues porque, en realidad, estamos rodeados de pequeñas cosas alucinantes, pero que damos por sentadas y han perdido la capacidad de sorprendernos; pensamos en otras cosas más pragmáticas, urgentes y aparente importantes y no “perdemos el tiempo” en apreciar los detalles. Entiendo que habrá quién lea esto y piense que mi discurso es obvio, pero precisamente por eso es importante hacer el ejercicio de redescubrir todo lo que es obvio: es el mejor antídoto contra el desencanto.

− En “When I Get Back Home”, una de las canciones de “Resolutions”, te refieres al esfuerzo que supone hacer compatibles tus dos empleos cuando llegas del colegio cansada y quieres-tienes que dedicar tiempo a tus canciones. Siempre pienso que, cuando vemos a un artista subido a un escenario, muy pocas personas conocen/conocemos las energías y el tiempo que ha invertido y las cosas que ha sacrificado para estar ahí, sea en una sala grande o pequeña, sea con miles o decenas de seguidores…

Esta es una pregunta interesantísima. Generalmente, los músicos no quieren hablar de sus dificultades porque, si las cosas no te salen rodadas o tienes que dedicarte también a otro trabajo, parece que eres menos profesional y se te toma menos en serio. Pero yo creo que es una asociación de ideas injusta. Prefiero contar cómo son las cosas, la verdad siempre es -cuanto menos- más interesante. “When I Get Back Home” habla de la dificultad de hacer hueco a tus verdaderas prioridades cuando tu entorno te dice todo el rato que tus prioridades son otras. Hay que tener las cosas muy claras porque la vida te hace posponer tu actividad artística si te pone por delante cosas aparentemente más urgentes e importantes. A mí me sucede cada día y además ya lo comprobé de pequeña, pues mi madre era pintora y al final del día se frustraba por no poder dedicarse a pintar todo lo que le hubiera gustado.

− En la canción que hemos mencionado en la pregunta anterior, hablas de una experiencia en primera persona del singular; en cambio, en “What Will You Dream”, escribes en una tercera persona del singular que va cambiando. ¿Por qué te interesa el tema del subconsciente colectivo?

La canción, como dices, menciona a varios individuos, que no se conocen de nada y que habitan en distintos puntos cardinales. Sin embargo, sueñan imágenes que se han intercambiado. Digamos que están conectados por el subconsciente colectivo, pero que no son conscientes de ello. Me interesa mucho este tema porque creo que el individuo no es más que una pequeñísima parte de un todo que se experimenta a sí mismo de forma individual y que, sin embargo, es parte de algo más grande, complejo e intangible.

− En el concierto de presentación de “Resolutions” en la sala El Sol de Madrid, te vimos acompañada por una banda. Creo que son los mismos músicos que en la anterior gira y que no son de Madrid. ¿Es o no es una complicación extra tener a tu banda fuera?

Sin duda, es una complicación extra en lo que a logística se refiere: el centro de operaciones de la banda está en Valencia, así que me paso la vida haciendo viajes para ensayar. Pero tiene su recompensa, claro. Llevo tocando con Xema Fuertes y Cayo Bellveser desde que publiqué mi primer disco. Poco después, se unió Pepe Andreu, el trompetista, y ahora hemos incorporado a un batería: Toni Blanes. Son músicos excepcionales y personas a las que quiero mucho. Eso es muy importante para mí. No me importa tener que desplazarme, lo hago encantada.

− Ellos se han renovado porque tú te has renovado. Cuando estabas componiendo las canciones de “Resolutions”, ¿tenías la pretensión de salir de tu zona de confort, de dar un giro al sonido, o fue posterior? ¿En qué momento, después de grabar un disco, hacer promo y una gira, sientes que tienes el embrión de uno nuevo entre tus manos? (Me refiero a si te sientas con conciencia creativa para componer un disco o si, sencillamente, vas componiendo y, de repente, te das cuenta de estás reuniendo una colección de canciones que merece la pena que publiques).

Cuando estaba escribiendo las canciones de “Resolutions”, sentía la necesidad de hacer algo distinto a lo anterior, pero no sabía si sería capaz: mi forma de escribir es muy intuitiva y tengo la sensación de no tener el control de una forma racional, así que tengo que dejarme llevar. Mi estado vital tiene mucho que ver con qué acabo escribiendo.

En cuanto a la segunda pregunta…, con esto sí que soy más pragmática: decido de una forma bastante racional cuándo voy a empezar a escribir canciones para el siguiente disco, aunque nunca meto prisa a esta parte del proceso. He escrito los discos anteriores una vez terminada la gira y, concentrada en esa fase de escribir, decido los temas y pienso en la coherencia del disco: no tiene por qué ser un álbum conceptual ni mucho menos, pero sí me gusta tener claro qué cosas no quiero dejar de contar.

− Te desplazaste hasta Spacebomb Studios en Richmond (Virginia, EE. UU.), para ponerte a las órdenes de Matthew E. White y grabar “Resolutions”, pero el disco fue mezclado por Carasueño en Madrid y masterizado por Javi Vacuum, que, como el otro Javi, también es zaragozano. Tengo la sensación de que, para ti, hacer las cosas “a lo grande” supone no dejar de hacerlas con la sensación de estar “en familia” o casi. ¿Es así?

Creo que nos tenemos que quitar un poco los complejos: no porque algo se haga fuera de nuestro país está mejor hecho. A veces, el mejor contexto para grabar o mezclar tu disco está delante de tus narices. El contexto de grabación de Resolutions fue el ideal, no por haberlo hecho en EEUU, sino porque Spacebomb reunía todas las características que yo andaba buscando: esa sensación de comunidad artística, el sonido clásico, pero contemporáneo, que les caracteriza y, sobre todo, la dirección de Matthew como productor. Por eso viajé hasta allí para hacerlo. Sin embargo, creo que al disco le venía muy bien llevar ese halo actual y etéreo un paso más allá y resulta que uno de los mejores mezcladores que conozco vive a un par de kilómetros de mi casa: el papel de Carasueño en el disco es clave, las posibles mezclas de un disco son infinitas y por eso es un trabajo muy delicado que tiene que estar en muy buenas manos.
En cuanto a la masterización, me encanta cómo suena todo lo que ha salido de Vacuum, no tiene nada que envidiarle al sonido de los discos de Golden Mastering, por poner un ejemplo. Zaragoza siempre fue un sitio especial lleno de freaks de la música.

− Hablando de hacer las cosas a lo grande… ¡En marzo tienes una gira por China con Nine Stories! ¡Y es tu segunda vez!

¡Ay! ¡Estoy deseando volver a China! Pero, por desgracia, acabo de saber que la gira se ha pospuesto hasta el mes de agosto. Ya aprendimos en nuestra primera visita que China es un país en el que las burocracias son largas y complejas, y en esta ocasión está siendo muy complicado. En todo caso, la gira en agosto será posiblemente más larga y para mí no hay noticia mejor: viajar y tocar son las dos cosas que más me gusta hacer y China es un país increíble con muchísimo que ver. En nuestra primera gira, conocimos once ciudades y muy distintas entre ellas, pero sólo tuvimos días libres para explorar Beijing, Chengdu, Hong Kong y Shenzhen. Nos queda mucho por recorrer y también volver a otras ciudades, con más calma.

alondra_bentley_resolutions-portada
− Y hablando de hacer las cosas en familia… “Resolutions” ha tenido un puesto asegurado en las listas con lo mejor del año 2015 y los medios dicen maravillas de ti. Habrá quien se haya sorprendido de que detrás de ti no haya una multi, sino un sello pequeño que, no obstante, se va haciendo hueco gracias a artistas como tú. ¿Qué puedes decirnos de Gran Derby?

Creo que tú ya lo has descrito de la mejor forma posible: estar en Gran Derby es hacer las cosas en familia. Eso quiere decir que la relación entre sello y artista está basada en cuidarse mutuamente. Aún hay muchas personas que tienen una actitud de desprecio hacia los sellos y, en realidad, es porque se han ganado a pulso su mala fama. Yo misma me topé con esa famosa mala práctica de los sellos en mi primera experiencia discográfica, con Absolute Beginners, pero eso no quiere decir que todos los sellos sean el enemigo. De hecho, hoy en día, montar un sello está bastante más cerca del mecenazgo que de cualquier otra cosa: se trabaja mucho y se obtienen pocos beneficios, y eso los artistas lo tenemos que saber valorar y entender.

− Tengo que preguntarte por el top 3 en tu lista de lo mejor del año 2015. :)

Julia Holter, ‘Have You In My Wilderness’,
David Bowie, ‘Blackstar’,
Stealing Sheep, ‘Not Real.

− Una de mis canciones favoritas del nuevo disco es “Remedy”, que desprende optimismo y que tiene mucha clase, pero la que más me emociona es “Sweet Susie”, que también es muy elegante y en la que nos muestras que un ser querido al que echamos de menos puede ser hallado en cualquier parte, en la naturaleza, en nuestra sangre… Es cierto que lo más llamativo de “Resolutions” es la “evolución” en el sonido, pero creo que también es distinto tu mensaje o la perspectiva desde la que cantas. ¿Es esta especie de sabiduría o serenidad una “resolución” en sí misma? De no ser así, ¿cuáles han sido tus resoluciones?

Me hace gracia que lo llames “sabiduría”: no me siento nada sabia, aunque sí te diré que, al menos, en los últimos dos años me encuentro más tranquila que nunca porque siento cierta claridad emocional y eso ya es mucho. Es como si ciertas sensaciones de nerviosismo, duda o búsqueda ya hubieran encontrado su sitio y me han dejado de atormentar. “Remedy” habla de una de las cosas que hacen que me sienta mucho más tranquila y plena ahora, y es el hecho de tener a una persona al lado que me cuida y me quiere, y por la que yo puedo hacer lo mismo. Que un individuo pueda suponer tu hogar o tu medicina y tú lo mismo para él es muchísimo.

− Para finalizar… El 27 de febrero tocas en Zaragoza. ¡Haz un llamamiento para que todos vayan a verte a Las Armas! Además de anglo-murciana, después de haber trabajado con los dos Javis, vamos a tener que considerarte un poco aragonesa. 

Pues sí, un poco aragonesa sí que soy. Desde luego, hay muchas conexiones y en los últimos años he andado mucho por Zaragoza porque mi hermana se mudó allí por cuestiones de trabajo. Y lazos musicales hay para aburrir. Espero ver caras conocidas por Las Armas y luego ir a dar una vuelta por los sitios míticos de Zaragoza con los amigos mañicos.

– Un beso y muchas gracias, por la entrevista y por tus canciones.

Toneladas de besos y abrazos para ti, que te los has ganado con creces. Eres un cielo.

Alondra Bentley estará este próximo sábado en Las Armas (22h, entradas 8e/10e).

Escucha «Resolutions» completo, aquí:

Leave a Comment