Staab

Asaltando Tocadiscos: Diego Stabilito

Tras muchos disparos fallidos y otros tantos esquivados (a quien le apetezca participar ya sabe que tiene nuestras piernas abiertas), hoy al fin regresamos con un “Asaltando Tocadiscos“.

Esa sección donde músicos, djs y periodistas locales nos cuentan sus últimas adquisiciones y perlicas varias. Hoy selecciona uno de los jóvenes valores más activos de la escena local: Diego Martínez de Stabilito.

_______________________________________

Es martes; triste, alérgico, nebuloso, carente de voracidad pero martes. Buceo en mi disco duro, en mi estantería de compactos y en mis cajas de vinilos en busca de palabras cálidas, de discursos enarbolantes de la verdad absoluta. Apago la maldita televisión, me sumerjo en el hueco del sofá que han moldeado mis otrora lindas nalgas y me apresuro a encender el portátil huyendo del folio en blanco. Lo primero que observo es la carpeta de Descargas, lo más reciente, lo pirata, lo tremendamente ilegal. Somos jóvenes todavía y, sinceramente, las posibles consecuencias resbalan en nuestro ímpetu.

Jack White y su “Lazaretto” (eso es un single y lo demás tonterías) me descolocan, no es la metralleta de hits que esperaba pero tampoco desilusiona. Crecerá con cada escucha, tiene matices, tiene rock, tiene luz, tiene alma joder. El carisma del líder de The Raconteurs y The White Stripes se ve reflejado en la potencia de “That Black Bat Licore” o “High Ball Stepper” pero también en la calma tensa de “Would you fight for my love”. Excelente.

Lo segundo remarcable es el intimista Everyday robots de Damon Albarn. Lo reconozco, en los estúpidos debates sobre el britpop tiendo a exagerar y a mandar a la mierda Manchester y toda su modernez y me quedo con Coxon, James, Rowntree y Albarn de largo, porque sí, porque en la vida hay que decidirse y decantarse por los buenos o por los malos, por los indios los vaqueros, la gama de grises siempre decepciona. El disco del inglés es purgatorio, está lleno de resaca, de amores agrios y de un pesimismo que desgarra tendones y gargantas. “Lonely Press Play”, “You and Me” o “The History of a Cheating Heart” deberían bastar.

Future Islands y John Grant copan mi lista remember de los 80. Los primeros porque han sacado el, de momento, disco del año y la, seguramente, canción de la década. “Seasons (waiting on you)” no es solamente un rompepistas; la aparición de Samuel T. Herring es lo mejor que le podía pasar a la música. Puede correr el riesgo de convertirse en su propia caricatura pero su exceso nos encanta y si a todo lo que Herring conlleva le sumas temas como “Doves” o “Spirit” pues apaga y vámonos. El caso de John Grant es un poco anterior y no ha tenido la relevancia que debería pero ojito con su Pale Green Ghosts porque tiene canciones que te pueden salvar la vida como “Black Belt” o “GMF” (Great Motherfucker).

Mis últimas adquisiciones en vinilo han sido el Pink Moon de Nick Drake (Amazon), el Nebraska de Bruce Springsteen (cortesía de Alejandro Castro), Graceland de Paul Simon (junto al Harvest de Neil Young y en perfecto estado por el irrisorio precio de 8 €) y ø de Rufus T. Firefly (regalado por su frontman Víctor Cabezuelo tras telonearles en La Ley Seca y guardado con mucho cariño). En compacto y aunque el formato pierde esencia siempre se pueden encontrar cosas interesantes como los últimos trabajos de Bon Iver, Kurt Vile, Egon Soda por precios más que razonables (3 euros cada uno).

Por ir terminando y no salirme de mi personaje tengo que recomendar por encima de cualquier otra obra mi razón de vivir: Grace de Jeff Buckley, el disco que deja en ridículo a cualquier otro intento de grabación. Ya se ha dicho todo sobre este disco pero, sin lugar a dudas, lo mejor es escucharlo, una y otra vez, a oscuras, a plena luz del día, fornicando, defecando, comiendo, estudiando o incluso masturbándose. Grace para todos porque si alguien tocó alguna vez el maldito cielo fue el con su suspiro en el “Hallelujah” de Cohen, en “Mojo Pin”, en “So real”, en “Dream Brother”…

Texto: Diego Martínez

Foto: Diego Martínez por Ana Muñoz

2 Comments

  1. Carca

    Vosotros los jóvenes con ganas sois los que podéis salvar la música en esta ciudad. Gracias por todo lo que haceis, llegue a quien llegeu. Seguid así chicos!

Trackbacks for this post

  1. Lunes psicodélico con the Paperhead | zaragozafelizfeliz

Leave a Comment