Asaltando Tocadiscos: Lolo Analog

11709993_1612353375680864_1631636800057818316_o

A pocos días de una nueva edición del Zaragoza Psych Fest asaltamos el tocadiscos de Lolo Aznar, uno de los acólitos del colectivo Analog Love.

Un nuevo capítulo de nuestro catálogo de melómanos zaragozanos, que en este caso representa a la perfección a la nueva generación de veinteañeros ávidos de nuevos sonidos underground pero sin prejuicios a la hora de bucear por cualquier género musical.

Tras organizar multitud de conciertos y guateques con selectos carteles ha llegado la hora de asaltar su tocadiscos y dejarnos seducir por sus recomendaciones:

Melange

25993862540_11b468eabf_k

Melange, además de ser una droga de la Saga Dune con un sabor parecido a la canela, es un grupo con sede en Madrid y formado por miembros de diversas bandas como Lüger, Mohama Saz o RIP KC que ha hecho uno de los mejores discos de 2016.

Su propuesta toma como punto de partida el folk rock psicodélico, pero entendido desde una perspectiva mediterránea. Melange recogen el testigo de bandas nacionales como Triana, con los que comparten raíces, imaginario y, sobre todo, el amor por la progresividad. Su álbum debut es una maravillosa colección de paisajes sonoros que conectan con una asombrosa facilidad géneros como el flamenco, la música árabe o la psicodelia turca. Tal y como ellos se definen: folk-rock nómada para el siglo XXI. La banda sonora ideal para subir y bajar dunas de playas.

Alien Tango

Alien-Tango-2
Los murcianos son la revelación nacional de 2016, aunque su EP largo debut se publicó en 2015. El soplo que aire fresco que le he supuesto este grupo a la escena patria no es comparable a nada que se recuerde en los últimos años, lo que unido a su insultante juventud les convierte en una de las bandas más prometedoras de España.
Su estilo es una amalgama de géneros e influencias que serpentea y bebe de las corrientes más interesantes del siglo XX.

La psicodelia, entendida en este caso como experimentación, es el hilo conductor de una propuesta que supera las fronteras del rock progresivo y coquetea con el glam, el western, el funk o la tradición oriental. Este cosmos de referencias cristaliza en una explosión lisérgica y anfetamínica de láseres de colores, máquinas de marcianitos de los 80 y nubes de algodón de azúcar derritiéndose bajo el sol en un decorado western de cartón piedra del desierto de Almería.

Pantha Du Prince & The Bell Laboratory

Una de las joyas de mi colección y uno de los discos de electrónica que me acompañarán siempre, además de una excusa para revindicar desde este púlpito feliz feliz el Neomedievo. Pantha Du Prince & The Bell Laboratory es el proyecto del productor y dj alemán Hendrick Weber, editado en 2012 por Rough Trade.

Para esta aventura, el alemán decide experimentar con un carrillón, un instrumento del siglo XV que consta de más de 50 campanas de bronce; además de rodearse de músicos de la orquesta filarmónica de Oslo y un gran número de percusionistas. El disco parte de la premisa de enfrentar el espíritu barroco de carrillón con las texturas electrónicas cercanas al minimal techno. El resultado es una simbiosis perfecta entre elementos orgánicos y sintéticos, una aleación perfecta entre lo analógico y lo digital, una mezcla casi alquímica que nos regala un viaje extrasensorial que trasciende las barreras del tiempo.

Baywaves

Baywaves pic
En la lista de quehaceres musicales no podía faltar una recomendación del cartel del próximo Zaragoza Psych Fest, que además seguro acabará siendo uno de los conciertos de la edición. Baywaves son una de las sorpresas más dulces y esponjosas que nos ha deparado la música nuestro país en los últimos tiempos. Con apenas veintipocos años, la banda afincada en Madrid ha conseguido hacerse un hueco tanto a nivel nacional como internacional y ha logrado que un miembro de King Gizzard & The Lizard Wizard ponga sus ojos en ellos para producir su primer EP.

Su pop gelatinoso, tageado como hipno-pop, suena fresco y nada impostado, y evoca a bandas como Tame Impala (cuando molaba que te compararan con ellos), Pond o Marc De Marco.

El Pardo

Pactos de investidura, consultas con el Monarca, gente vistiendo con ropa del Alcampo en el Congreso de los Diputados, Carlos Baute recolectando alimentos para Venezuela en la Puerta del Sol, Eduardo Inda… Vivimos en un tiempo políticamente convulso en el que es importante aplaudir proyectos musicales que se desmarquen de la apática actitud contemplativa del pop y del rock moderno y tengan una carga política reivindicativa.

El Pardo utilizan el spoken word, un género minoritario y prácticamente denostado en nuestro país, como vehículo de expresión y de concienciación social e ideológica. Letras contestatarias, actitud punk, guitarras afiladas y un directo demoledor. Necesitamos más grupos así para poner banda sonora a las próximas sesiones de investidura fallidas.

Roots of Chicha

shapis-drinking-chicha
Hace unos años vivimos un renacer de la cumbia y sus géneros tangenciales gracias a la popularización a nivel masivo de la cumbia digital, una chabacanización musical del género tradicional colombiano, que hasta entonces no acaba de cuajar entre la juventud blanca de clase media europea y americana. Gracias a esta corriente revivalista empezaron a aparecer multitud de bandas, djs, fiestas mensuales y pequeños festivales, lo que empezó a generar circuitos a nivel underground en diversas partes del mundo. Esta comunidad utiliza Internet como punto de encuentro idóneo para conseguir que la cumbia se convirtiera más que nunca en un fenómeno internacional.

Y qué mejor disco para celebrar el retorno de la cumbia que revindicar un clásico: “The Roots of Chicha: Psycheledic Cumbias From Perú”, editado por Barbès Records. Las chichas son un género que nació en los 60 y que fusiona ritmos tropicales con la música andina. Sus melodías buscan el trance del oyente a través de los bucles, las reiteraciones de riffs y el baile.

1, 2, 3…CUUUUMBIA!

Exnovios

Exnovios-GetMAD

No podía irme de aquí sin dejar el “spam” analógico de rigor. Exnovios es la última referencia que hemos editado con Analog Love, una oportunidad que nos brindó el destino una noche en la Wurli y que no pudimos rechazar.

Su sonido mezcla la psicodelia más clásica británica con la tradición pop española de las décadas de los 70-80. Voces espaciales, atmósferas ensoñadoras y letras pop. Prueba de ello es esta canción con Amaia de Kokoscha, mi favorita del disco, la típica historia del “que si sí, que si no”.

Trackbacks for this post

  1. Conozcan a… Willy Foger | zaragozafelizfeliz

Leave a Comment