Bigott Superstar

Borja Laudo y los suyos actuarán mañana en el Teatro de las Esquinas tras llenar dos años consecutivos el Principal.

¿Dónde radica el éxito de Bigott?

Recuerdo un flyer de la Lata, de una fiesta del bigote o algo así, quizá todavía lo conserve… En ella tocó un tipo barbudo al que Andrés Perruca (El Niño Gusano, Tachenko) hacía las percusiones con dos escobillas de WC.

Poco antes me enteré que había debutado en el Mar de dios, con Tachenko como banda de acompañamiento. Fue su primer concierto en Zaragoza.

Borja Laudo ya era Bigott y su maqueta empezaba a circular por las más selectas manos zaragozanas:

Al poco tiempo apareció Rafa Angulo y su King of Patio, y en esa casa nace That Sentimental Sandwich (2006)su primer álbum. Recuerdo algún directo incendiario, como el de la Sala Reset, por entonces Perruca seguía con sus escobillas, y Javi Vicente (Big City) y Clara Carnicer acompañaban a Borja. Menudo dream team. Folk y  psicodelia algo destartalada empezaban a dar forma a la figura de la banda que hoy conocemos como Bigott.

Sin duda, el paso de gigante y golpe de volante llegará después del What a lovely day today (2008). Comenzando por el notable Fin (2009), donde ya se comienza a vislumbrar un cambio en la forma, sobretodo en la forma, de sus composiciones y continuando por el sobresaliente This is the Beginning of a beautiful friendship (2010). Canciones cortas, directas y sorprendentemente vitalistas que comienza a llamar la atención de muchas orejas gracias a sus fantásticas «Dead Mum Walking» y «She’s my man».

La banda se consolidó con el propio Paco Loco, su pareja Muni Camón, Pedro y Esteban Perles (soberbio percusionista) y los mismos Clara y Borja. Mayor amplitud de miras y estilos, mejor técnica y, sobretodo, canciones como soles («Cool Single Wedding», «Honolulu»,  «Sparke Motion», «Algora Campeón», «My my love»)  que daban paso a unos directos cada vez más sólidos y divertidos, la maquinaria carburaba cada día mejor.

La cadencia era frenética y los maños se llevaban todas las metas volantes nacionales, los medios cada vez les daban más cabida y de la mano de Paco Loco en la producción  y Pedro Vizcaíno (Grabaciones en el Mar) las canciones se hacían y publicaban como churros.

Tras varias giras por todo el país, llegaba su 4º disco en cuatro años, un nuevo éxito de crítica y además con el pelotazo que supuso Cannibal Dinner (the Orinal Soundtrack, Grabaciones en el Mar, 2011) entre la muchachada indie. Nadie en ese momento se esperaba este hit ¿eletro-folk?, toda una declaración de intenciones.

Llegaban los primeros llenos en grandes salas y recintos de relumbrón (Teatro Principal de Zaragoza, Joy Eslava, dos sold out seguidos en la madrileña sala El Sol!!!) y uno de los mejores termostatos de lo que quiere el público, los festivales de verano: Primavera Sound, FIB, Low Cost, Arenal Sound, Sonorama, FIZ, Ebrovisión, Monkey Week, BBK live…y hasta una mención por parte de la MTV en un artículo para guiris sobre bandas españolas recomendadas.

Sin apenas medios de promoción y con una ausencia casi total de su figura pública fuera de los escenarios y la prensa musical:

¿Dónde radica entonces el éxito tan popular de Bigott?

Sin duda en el boca a boca. Sus trabajos no aparecerán en las listas de ventas en Navidad, en los Premios de la Música (de fuera de aquí), ni en los discos recomendados al final de año por Pitchfork. Tampoco llegará a ser radiado en las radiofórmulas. Pero (casi) todo el mundo ya sabe que la banda liderada por ese maño de barba desaliñada da unos conciertos redondos, divertidos y en constante evolución, y que además hace grandísimas canciones. ¿Una estrella no mediática? Olvidemos las modas y los golpes de suerte, y observemos el triunfo de la popularidad revisando todo el camino y el trabajo que hay detrás. Esto era lo que antes se conocía como música pop.

Tras llenar durante dos años consecutivos (ojo) el idílico escenario del Teatro Principal de Zaragoza, , mañana presentarán Blue Jeans, su último disco grabado íntegramente en Brasil, en el Teatro de las Esquinas, de mucha mayor capacidad. Por lo que vamos viendo, el maño asesta otro golpe de timón más a su carrera, en el que vuelve parcialmente al sonido de sus comienzos, con mucha más electricidad y en formato trío, junto al gran baterista Pablo Jiménez, de Picore o el Brindador.

Estaremos muy atentos a esta nueva etapa, para muestra esta irreconocible interpretación de Dead Mum Walking de hace tan sólo unas semanas.

Bigott tocará mañana martes 22 en el Teatro de las Esquinas a las 22h.

Escucha Blue Jeans aquí: