z

Disco recomendado: Calavera – ‘Exposición’

La banda zaragozana presenta su candidatura a las ligas mayores.

16252083_1264667126936134_3443613007302807638_o (1)

Mucho ha llovido desde que allá por octubre de 2013 les propusiéramos eso de “conozcan a… Calavera“. Aquel dúo folkie surgido de las cenizas de los prometedores Limnopolar ha ido evolucionando a tal velocidad que durante un tiempo parecían sacarse los cursos de dos en dos. Ahora, tres años y pico después, ya tienen listo su proyecto de fin de carrera.

Ésta bien podría ser la metáfora de “Exposición(Mont Ventoux, 2017), álbum concebido como carta de presentación al mundo de los Calavera de 2017. Una amplia muestra de todo el universo e influencias que la banda ha construído y deconstruído durante estos años de rodaje donde la búsqueda de identidad (no olvidemos que de “Quebranta” a “El Monte del Perdón” ya pasaron muchas cosas) ha transcurrido por un ambicioso, valiente  y trabajado paso adelante en su sonido.

Ambición bien entendida, cuyo fin inmediato no es llenar estadios y listas de ventas sino alcanzar el perfeccionismo del sonido un día imaginado. La ambición de evitar caer en la tentación de incluir en su primer LP los temas más celebrados hasta el momento en sus entregas previas. La ambición de querer empezar de cero para lograr el diez.

Tras pasar más de un año sin apenas conciertos oficiales y dedicados en exclusiva a la composición y grabación del disco, éste llegó de la mano del pequeño sello madrileño Mont Ventoux (Alondra Bentley, Os Amigos Dos Músicos, Elle Belga) que al fin dio a luz el interminable y minucioso proceso; “nunca terminábamos las canciones, había que ponerse un límite” comentaba Ignacio Pérez en su entrevista en Hoy Empieza de Todo de Radio3.  “Queríamos sonar bien, sonar caro.” explicaba Álex Ortega.

Llegados a este punto se hace ya clave en la biografía del grupo la figura de Carasueñoprincipal artífice de su cambio de sonido. Sintes, teclados ochenteros, arreglos de cuerdas, autotune, micros diferentes en cada canción, capas de sonido, nuevos tipos de percusiones, cambios de ritmo o estructuras inéditas hasta ahora que implicaron un cambio de mentalidad en el orden de trabajo del grupo.

Así llegamos al sonido “Exposición“, diez canciones completamente nuevas y deliberadamente sobreproducidas que abandonan la baja fidelidad y muchas de sus influencias (añadiendo otras tantas) manteniendo su esencia: la melancólica y carismática voz de Ortega y las melodías marca de la casa.

Abre la cara A del álbum “Esqueleto“, la evolución final del camino iniciado hace dos años en la versión de Vivir para contarlo (ZFF presenta Gigantes y Cabezudos, 2015) donde ya coquetearon con el autotune y los nuevos caminos experimentales del neofolk de Justin Vernon (Bon Iver, Volcano Choir) o Sufjan Stevens. Teclados, violines y un precioso estribillo que ejerce de anfitrión a la hora de recibir a los nuevos visitantes del universo Calavera.

Le siguen “Atlas” y “Tres“, mejores canciones del disco y nuevos clásicos instantáneos que condensan lo mejor del grupo en poco más de 5 minutos: épicas, guitarreras y de estribillos coreables; radiables al 100%.

Cierran la primera mitad del disco “Sobre todas las cosas” y “Tras el cristal” y resuenan tantos detalles y ecos distintos que podrían satisfacer al mismo tiempo a fans de Antonio Vega a Standstill, de Wild Beasts a the War on Drugs, de U2 a Vetusta Morla.

Abre la cara B Museo“, segunda intro de bienvenida para esta exposición, que puede evocar a melodía de juguete en su inicio a lo Telehueso para evolucionar a base de capas y acabar de manera épica como los Phoenix más festivos.

Le seguirá otra dupla ganadora, “Desfiladeros” y “Cielo nocturno“, que vuelven a aportar otra buena ración de buen gusto y pop melódico con el empaque y la consistencia necesarias para aupar al disco al notable alto a falta de su recta final.

Atrévete si te gustaron: los EPs anteriores, el indie nacional, Hoy Empieza Todo, si no te da alergia que en una playlist de Spotify salten Amaral o Vetusta Morla entre Alt-j y Radiohead.

La segunda cara vuelve a finalizar de manera más calmada con los medios tiempos “Miranda (Crazy Jane)” y el cierre tipo outro con “La vuelta a casa“, donde la melodía navega entre cuerdas y beats electrónicos.

Ese público al que hacemos referencia es el que tiene la tecla que permitió a grupos como Viva Suecia, León Benavente, Rufus T. Firefly, Mucho o Novedades Carminha aspirar a cotas de casi primera división nacional y viralizarse entre el target festivalero medio. Distintos estilos, mismo público. El boca a boca manda y no tu banda.

Ahora solo queda tocar, tocar y tocar por todo el territorio nacional (próximamente se embarcarán en gira como teloneros de the Posies), las canciones ya están ahí y su ciudad ya está ganada. ¿Alguien presionará esa tecla?

Calavera presentan “Exposición” este próximo sábado 20 de Mayo a las 21.30h en la sala López.

18055891_1348460918556754_24838573657982236_o

Leave a Comment