49029664_376194459624692_2356895932546547712_n

Favoritos 2018: discos locales

10.- Deltoides – Futurum obsoletum est

El nuevo supergrupo formado por Señor Ce, Nosequé Domingo y Dani B.Good nos ofrece un viaje psicotrópico plagado de sonido robótico y letras delirantes facturando hits como “Boogaloo”, “Spoiler del futuro” o “Es un buen momento para los vegetales”.

9.- Les conches velasques – Les conches velasques

El proyecto en solitario de Pablo Jiménez (batería de Picore) se adentra en una interesante senda plagada de matices, aristas e influencias líricas, artísticas e instrumentales que dan forma a un universo propio que va desde Pedro Salinas al etíope Asnaqètch Wèrqu pasando por el jazz o el posthardcore.

8.- Nuevos Dolores- Mundo Nuevo

Nuevos Dolores es el alter ego de Jorge Castejón, el proyecto de baja fidelidad del guitarrista de Grupo de Inventores donde da rienda suelta a su pasión por las guitarras sesenteras, la farfisa y las melodías perfectas. “Mundo Nuevo” está formado por cuatro mini EPs que, lejos de quedar en simples maquetas, le confirman como uno de los mejores compositores pop de nuestra ciudad gracias a canciones tan redondas como “El mayor hit de la historia” o “Cara Sonriente”.

7.- Casi Reptil – Última imagen

El cuarteto, que ya se coló en nuestra lista de 2017, se confirma como grupo a tener en cuenta en la escena local con 5 canciones nuevas producidas por Hans Krüger y con un sonido cada vez más pulido en la onda de grupos como Rufus T. Firefly o Calavera.

6.- Lux Naturans – A monster sleeping

Tras dos EPs y un puñado de buenos conciertos el trío zaragozano irrumpe en la clasificación como un soplo de aire renovador con un sonido muy fino y nada convencional, donde la voz de Olalla Gómez se desliza entre bases electrónicas y guitarras cristalinas con aires de Daughter, the XX o Bat for Lashes.

5.- Señalada – Mejores amigos

El segundo disco de Señalada (que regresa a la batería) nos regala otra colección de canciones pop bien fresquitas, con una mayor presencia de teclados y varios temazos que como mínimo piden una buena ración de sol y mar (“Jardín”, “Juego”, “Mucho mejor”, “Mejores amigos”).

4.- Tachenko – El don del vuelo sin el arte hermano del aterrizaje

Se nos hace raro hablar de Tachenko como veteranos, pero como sabiamente decía Sandro Giacobbe, la vida es así y no la he inventado yo. Su octavo largo asienta definitivamente una madurez artística que ya se barruntaba en “Misterios de la canción ligera”: más medios tiempos, más finura y menos potencia e inmediatez, conservando su esencia más pura y apuntalando el núcleo de la canción.

Siguen regalando estribillos memorables, melodías marca de la casa y letras que se convierten en la banda sonora de nuestras vidas desde el primer minuto. Valga “La pena capital” como ejemplo representativo de lo que intentamos decir: sin ser hit, una de las mejores canciones del año. Otro disco justo y muy necesario.

3.- Bigott – Candy Valley

Vive Bigott una etapa marcada por el sonido lo-fi y una actitud artística que supone una vuelta total al más puro indie. El camino iniciado en My Friends Are Dead (2016) tiene continuidad en “Candy Valley”: autogestión, perfil bajo (el disco ha pasado prácticamente desapercibido en el mass media) y una envidiable y disfrutona filosofía vital del Do It Yourself.

Los aires Burger Records inundan un álbum que no llega a los 23 minutos y que capta perfectamente la esencia de ese sonido California y psicodelia pop que actualmente abandera gente como Mac de Marco, Montero o Juan Wauters, a su vez combinado con influencias más noventeras como Yo La Tengo, Grandaddy o Spoon. Todo ello agitado por un Borja Laudo que sigue conservando ese punch melódico totalmente identificable a primera escucha.

2.- Grupo de Inventores – Abgrund

A nuestro parecer, la mejor colección de canciones pop de este año – y de alguno más- en el ámbito local. Los cuatro temas de Abgrund gozan de buenas melodías, letras interesantísimas y una buena ejecución (esas guitarras y teclados cósmicos) con un punto de épica bien entendida; esto es: reúnen todo lo que pedimos a un grupo de pop del siglo XXI.

Con influencias más o menos reconocibles (desde Él Mató a un Policía Motorizado a Joe Crepusculo pasando por los primeros Lori Meyers, Franco Battiatto o Stereolab), el potencial de “Otra Identidad“, “Zona Cero“, “Proyecto Abismo” y “La Edad de Oro” crece y crece tras cada escucha, funcionando como single y en el conjunto. Un trabajo que deberia situar a Grupo de Inventores como mínimo en la misma liga que otros grupos nacionales que aparecen en nuestra mixtape de favoritas de este año.

1.- Kim Fasticks – Sex and death

“Sex and Death” (Analog Love, 2018) reúne toda la esencia de la carrera de Kim Fasticks, uno de los pseudónimos del fuentero Jorge Berges y outsider de referencia de este fanzine desde sus inicios.

En su primer disco de estudio Fasticks saca el mayor partido posible a sus luminosas melodías antifolk, narrando historias surrealistas en primera persona y haciéndolas crecer exponencialmente respecto a las maquetas, sin desmerecer la sobresaliente producción de Paco Loco con unos arreglos cuidadísimos que dotan cada tema de una personalidad propia y distinguible.

En Sex and Death encontraremos desde el rollo folkie  (ese inicio con Hold On podría estar firmado perfectamente por Iron&Wine o Edward Sharpe & the Magnetic Zeros, la coreable Kill & Fuck o la dylanesca Four Months in Love), melodías indie pop (con esos cambios de ritmo a lo Arcade Fire o the War on Drugs) , esa pseudonana de adictivo xilófono que es Lack of Endorphin (que a buen seguro gustaría a seguidores de M.Ward ) e incluso coqueteos con la experimentación, con algún final más caótico a lo Swans (You BreakMaybe is Mine) y electrónica, en una revisión de una de sus canciones más antiguas: Book on Sand.

Kim Fasticks firma un debut sobresaliente que casi parece un grandes éxitos y que poco tiene que envidiar a otros artistas internacionales que nos gustan. Un disco accesible donde la personalidad de Berges es protagonista esquivando ese punto marciano de sus directos en favor de las canciones. Merecido disco del año.

 

Otros años fueron favoritos…

Favoritos locales 2017: Calavera

Favoritos locales 2016: Kiev cuando Nieva

Favoritos locales 2015: Los Bengala

Favoritos locales 2014: Calavera 

 

Leave a Comment