Sobre el Roscón Rock 2014

Desde la organización se solicita SILENCIO a los músicos que deseen inscribirse a esta edición.

Analizamos la propuesta.

El Roscón Rock nació en el año 2005, y uno de los objetivos principales es acercar la música que se hace en esta tierra a todo el mundo, para que la gente disfrute y los músicos puedan disfrutar de la gente.”

“Imagínense a más de 50 grupos en el centro de la ciudad, inundando las calles de música, todos tocando a la vez, mostrando sus propuestas. Durante más de dos horas se darán a conocer a miles de personas, tal y como suenan en sus locales de ensayo, de esta manera se podrá comprobar la calidad y la cantidad de música que está por descubrir. Música para todos en un día de fiesta.

¿Qué mejor medio que la calle? El próximo 29 de Enero San Valero, patrón de la ciudad, queremos tomar las calles con música.

Con este romántico manifiesto, que corona su página web, nace el festival Roscón Rock en 2005. El festival que alcanzara su punto álgido reivindicativo y de popularidad en 2006 con la actuación sorpresa de Amaral en Plaza de España, llega este año a su décima edición con una novedad: la reinvindicación silenciosa (aunque ya planteara intenciones similares en 2011, finalmente no llevadas a cabo).

_rosc_4b70d12e

Independientemente de opiniones que entran en el terreno de lo subjetivo, sí se ha podido palpar en las redes sociales un desencanto generalizado con la evolución del festival, hasta el punto de dar la sensación de cierto “bajón” a nivel cuantitativo y cualitativo en la participación, con rapapolvo incluído de algunas voces de peso en el panorama local, como Matías Uribe.

Así, desde la organización, reclaman en su manifiesto de este año:

Se exponen una serie de mejoras o carencias que creemos que deberían realizarse, y sólo se debería protestar por ello. No se obliga a que se lea el manifiesto que se prepara y se suele hacer, no se obliga a decir entre canción y canción porqué hemos salido a la calle, no se puede prohibir a que se proteste contra otras cosas que no sean exclusivas de este festival, como pueden ser política, xenofobia, discriminación sexual o cualquier otro tema en los que pueda haber distintos puntos de vista. Pero si que se pide un respeto para la organización y para los músicos participantes que son conscientes de porqué están allí tocando, se pide que sólo haya una única causa.

A la Organización no le importa si hay 500 grupos tocando o sólo lo hacen 20. La Organización prefiere mil veces más que todos los grupos que se apunten sean conscientes de porqué se celebra este festival, aunque sean pocos, y prefiere que no se apunte ningún grupo que no quiera respetar el espíritu con que fue creado, es absurdo, sería de género tonto que alguien se apuntara a tocar y que no apoye algo en lo que va a participar o que lo trate de desvirtuar, y como se ha dicho anteriormente, sería una falta de respeto tanto al festival como al resto de grupos participantes. En anteriores ocasiones ha habido actuaciones que nos han parecido fuera de lugar con respecto al festival y no hemos dudado en recriminarlo, por otra parte, si nadie mantuviera el espíritu del Roscón, no dudaríamos en dejar de organizarlo ya que no tendría ningún sentido.

El Roscón Rock no lo organiza ninguna institución, ni el ayuntamiento, ni ningún colectivo de ningún tipo, lo organizamos gente normal y corriente, mayoritariamente músicos o amantes de la música, y si, es cierto que el departamento de Cultura del ayuntamiento colabora con el festival, pues se necesitan permisos por parte de este para poder tocar en la calle, y lo hacen aún sabiendo que alguna de nuestras protestas, no todas, van dirigidas hacia ellos. También se realiza una protesta en contra del público, que suele ser escaso en muchos conciertos, y no por eso dejan de venirnos a ver ese día. Estos son puntos que muchas veces han creado confusión en la gente y queremos que queden también claros.

amaral

Parece pues, que queda claro que lejos del lema “música para todos en un día de fiesta“, el evento queda reservado a los grupos que acepten la totalidad del manifiesto de reivindicaciones de la organización.

En este punto es necesario hacerse la siguiente pregunta que de alguna forma trataremos de responder: ¿siguen vigentes algunas de esas reivindicaciones?

Este año, va a haber una NOVEDAD IMPORTANTE. Se pide a todos los grupos que quieran participar, que lo hagan en SILENCIO, ya que es así como inicialmente se plantea esta edición. Sólo se cambiará de postura y se tocará, en el caso de que el ayuntamiento se comprometa a cumplir unos puntos concretos de nuestras reivindicaciones, de las cuales, se les mandó una copia a principios de diciembre de 2013, y aún no hemos obtenido respuesta. Si acceden, habrá música, sino, los músicos nos manifestaremos este año en SILENCIO. Esperamos que todos los grupos comprendan esta posición, desde la Organización, pensamos que es la única en la que realmente se nos haga caso, así que este año nos manifestemos sin tocar, dejaremos esta ciudad desnuda de música, ya que es así como nos están dejando a los músicos, desnudos al prestarnos cada vez menos atención.

Estas condiciones son:

  • Que desde las instituciones públicas, no se pongan más trabas a los establecimientos y asociaciones que desarrollan una actividad cultural importante desde hace años. Que se solucionen ya las trabas puestas a DeViZio desde hace más de 3 años y a la sala King-Kong. Que tampoco se pongan trabas a entidades como Interpeñas, y sean tratados con igualdad.
  • Que desde las instituciones públicas, se apueste realmente y se preste atención a TODA la música que se hace en esta tierra, de todos los estilos y grados de consolidación, y se programe música de todos los estilos tanto en fiestas patronales, como a lo largo del año.
  • Total transparencia a la hora de disponer del estudio de grabación del Centro de Historias, y al conceder subvenciones en la música, al igual que estas últimas aumenten.
  • Creación de la Casa de la Música, o lo que es lo mismo, una oficina en la que se informe y asesore a gente relacionada con la música profesional o no, músicos, promotores, salas, público…
  • Realizar un gran Concurso Musical Aragonés, con más apoyo a los grupos, semifinales regionales y de distintos estilos, además de mejores premios.
  • Centros cívicos totalmente gratuitos para propuestas culturales locales en eventos organizados sin empresas intermediarias con finalidad lucrativa. Que se mejore la infraestructura de los Centros Cívicos que carecen de las condiciones necesarias para poder realizar conciertos mínimamente aceptables de calidad.  Que al menos uno esté gestionado por una entidad de músicos.
  • Mejorar el horario de las instalaciones destinadas a ensayo, especialmente en las fechas festivas y/o propensas para realizar conciertos a la hora de coger y recoger el material, y mejorar la gestión de listas de espera.
  • Que desde las salas de programación, y los programadores privados, se valore y dignifique el trabajo que hacen todos los músicos locales, también a quienes empiezan, y se les ofrezca unas condiciones dignas para realizar sus actuaciones.
  • Que se generen permisos especiales y excepcionales, en conciertos que puedan tener una asistencia importante de público menor de edad y estos puedan asistir libremente o acompañados.
  • Que desde DGA se muestre interés y apoyo a actividades culturales aragonesas; y que en la gestión que están realizando con respecto al decreto para la regulación de espectáculos, tengan en cuenta la opinión de los profesionales realmente implicados en ello.
  • Que se amplíe la difusión musical y que englobe a todo tipo de sonidos, corrientes, niveles de calidad y grado de consolidación, por parte de todos los medios de comunicación, especialmente desde la RADIO pública. Que se equipare la atención prestada con los estilos de música que apenas son tenidos en cuenta con los más comerciales, sin que haya vetos ni a grupos ni a asociaciones musicales.
  • Despertar interés social sobre la situación de la música en Aragón y sobre el trabajo artístico de las distintas propuestas musicales aragonesas. Que la gente de a pie conozca lo que hay en su ciudad y que acuda a los conciertos a apoyar la música.
  • Potenciar el Pacto entre Músicos.
  • Mayor importancia de la enseñanza de la música en todo tipo de centros educativos y de formación. Crear estudios de Música Moderna reglados disponibles y asequibles en Aragón.

roscon-rock

Además, tras finalizar el manifiesto se vuelve a hacer hincapié en el mundo audiovisual, con algunos posicionamientos que nos pueden parecer bien o no (oye, que a nosotros también nos gustaba mucho Clic! y queríamos que se abriera la King Kong), pero que no dejan de ser reivindicaciones a título muy personal y sesgadas con las que no tiene que estar de acuerdo todo el mundo.

” – Radio.

Ha habido cosas positivas y cosas negativas. Se continua realizando el ciclo de acústicos en el Auditorio de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (algo que les sugerimos hace 2 años), se organiza un concurso de maketas para grupos emergentes, y se creó el nuevo programa diario de música aragonesa llamado “Comunidad Sonora”. Por el contrario, retiraron de antena el programa “Aragón Suena”, el único programa donde sonaban todos los grupos aragoneses de cualquier estilo musical y grado de consolidación.. Desde el RoscónRock, se promovió a la gente para intentar evitarlo, se mandaron cartas, se reunieron firmas de apoyo de numerosos artistas y personas de renombre, y se organizó un concierto con muchos de los artistas que manifestaron su apoyo de manera pública en estas firmas, pero no dio resultado y finalmente este programa dejó la parrilla de la programación autonómica, por lo que queda una carencia importante de música local.

Hay entidades y grupos musicales que han sido vetados en la radio autonómica y no se emite ni sus noticias, ni su música.

– Clic!

Este programa, primero fue cambiado en su horario de emisión a altas horas de madrugada, y posteriormente retirado de la programación. Desde el RoscónRock promovimos a la gente para que mandara cartas al director, y protestara por su cancelación, muchas fueron las voces y quejas que se realizaron por el programa, afortunadamente, fueron escuchadas, y unos meses después, conseguimos que se volviera a emitir una nueva temporada de este programa que tanto apoya a los músicos locales. Un año después fue eliminado definitivamente de la parrilla de emisión.

– Televisión.

Por parte de la Televisión Autonómica seguimos sin conseguir que nos atiendan, no recibimos contestación alguna cuando solicitamos audiencia. Ya han retirado el programa Clic!, y el programa “El Rincón de los Artistas”, otro de los pocos espacios donde se podía ver y escuchar música local.

Aunque vemos que la poca programación existente en la televisión local va siendo tratada con menor interés y no es la suficiente. Reconocemos la gran labor que está teniendo el programa “Comunidad Sonora”, creado en 2011, donde se realizan actuaciones en directo y entrevistas a grupos musicales de distintos géneros, algo que veníamos pidiendo desde 2008.

También lamentamos enormemente, que eliminen/sustituyan programas como “Borradores” o “Bobinas” en los que la cultura era uno de los protagonistas. No deberían sustituir tanto, si no, complementar la programación con lo que no hay.

–  Reflexiones:

Desde zaragozafelizfeliz siempre hemos dejado claro que nuestra opinión se lanza desde el punto de vista del PÚBLICO. Somos espectadores y amantes de la música, pero no formamos parte del sector musical organizado. Nuestra intención es generar debate y crítica constructiva y ser el tablero en el que artistas, promotores, salas y público puedan intercambiar opiniones.

Así, lanzamos una serie de preguntas que esperemos sirvan para generar un flujo de intercambio de puntos de vista entre vosotros:

¿Se debe seguir centrando esfuerzos en reivindicar un mayor apoyo de las instituciones? O, teniendo en cuenta que el principal problema es la falta de público interesado en la música, ¿no deberíamos buscar alternativas de gestión diferentes centradas sobre todo en resolver este problema?

Es decir, empezar a pensar en que el único problema no es la falta de apoyo institucional y que existen formas diferentes de gestionar las actividades musicales que respetan por igual al artista y al público y que son viables económicamente. Desde asociaciones a empresas, pasando por espacios autogestionados. Estos últimos son, quizá, los que mejor ejemplifican la alternativa a los planteamientos del Roscón Rock. Algo así como “háztelo tú mismo y déjate de ayuntamientos y gobiernos autonómicos.”

Siempre hemos apoyado al sector musical aragonés, desde el polémico borrador de la nueva Ley de Espectáculos de Aragón, al veto a menores de edad en los conciertos, hemos defendido el precio de las entradas en Zaragoza como competitivo en relación a otras ciudades y hasta hicimos una visión general del estado actual de la música en directo en nuestra ciudad. Todo ello, repetimos, desde el punto de vista del espectador.

Pero, ¿es la ley del silencio la mejor manera de reinvindicar la música en un momento tan complicado para el sector? ¿Es ésta la manera de incentivar al público la asistencia a conciertos? ¿No debería estar el sector musical más unido que nunca en vez de proclamar un ideario que promueve más la exclusión que la cohesión?

Conocemos varios ejemplos de grupos jóvenes que a base de trabajo y constancia se están labrando un lugar en el panorama aragonés, están dándose a conocer y consiguiendo bolos  por sus propios méritos, y lo que es más importante, creando una legión de fans que abarrotan sus conciertos.

 

Por otro lado, es de justicia tener en cuenta el trabajo de las salas de música en directo, que todos los meses incluyen a bandas locales como teloneros de artistas contrastados o sencillamente permiten a grupos noveles tocar en las mejores condiciones. Ciclos como Deversiones, en la Sala López, han ofrecido a un buen número de bandas aragonesas, no solamente la oportunidad de tocar, sino además de hacerlo dentro de un contexto diferente y atractivo para el público.

Como decimos, las salas que mantienen durante todo el año una programación estable cuentan con los grupos locales y eso es algo muy fácil de contrastar atendiendo a los carteles que cada mes publican a través de sus medios de difusión. Pero es que además existen muchos bares musicales que esporádicamente programan música en directo en los cuales es muy habitual asistir al primer concierto de una banda joven o a la actuación de un grupo aficionado que encuentra en este lugar un escenario perfecto para expresarse musicalmente.

Así mismo, se está haciendo un gran trabajo desde los sellos discográficos locales (Go Mongo Records, Grabaciones en el Mar o Blackula Records), los estudios de grabación y masterización (Séptimo Cielo, La Cafetera Atómica, Vacuum Mastering o Borja Lasala) y los promotores tanto profesionales como empresas (Antípodas, Big Star, Desafinado, Arcade Producciones, Bú! Army, Face Down Ass Up o la reciente Analog Love). Y de igual forma podríamos hablar de otras iniciativas que facilitan la creación musical como los espacios dedicados a locales de ensayo para los grupos (OK Corral o Music Factory).

Lo que queremos decir es que, al igual que hay más grupos que nunca, representando un amplio espectro de estilos musicales y ya sean más o menos profesionales, también existen más facilidades que nunca para tocar y darse a conocer. Otra cosa es que, por las razones que sean, el público no reciba esta información.

Desde ZFF creemos que es importante dar a conocer multitud de propuestas en las que la proactividad, la autoedición, el ingenio y la pasión juegan un papel fundamental, más en tiempos de crisis, y nuevos medios de intercambio de información y difusión que en plena era tecnológica son tan importantes o más que la radio o la tv locales.

¿Por qué no se habla de los programas de radio amateur que la gente jóven se curra en radios minoritarias? ¿Por qué se insiste con programas de la televisión pública cancelados por motivos desconocidos y no se habla de la cantidad de podcasts que hay colgados en la red y que no necesitan subvención alguna sino DIFUSIÓN para que la gente los escuche? ¿Por qué no se centran los esfuerzos en promover un sitio web bueno, bonito y barato donde los grupos puedan colgar sus maquetas para que la gente pueda descubrir cosas antes de acercarse a verlos tocar en la calle ese día?

Con esto no queremos decir que el manifiesto no reclame cosas justas, damos por sentado que así es y es de recibo reconocer el mérito e historia de un festival con una filosofía tan crítica y el altavoz que ha supuesto para la música aragonesa. Además, no hay nada más bonito que tener la oportunidad de tocar en pleno centro de tu ciudad y enseñarle a la gente que hay un montón de bandas que quieren ser oídas.

La idea, pues, podrá ser buena pero creemos que en las artes escénicas, y en la música en particular, es tan importante el fondo como las formas y por ello planteamos este debate en el que os animamos a participar.

4 Comments

  1. El Último Maldito

    Brutal artículo. Ya era hora de que alguien escribiera libremente en esta ciudad sobre algo que se viene comentando desde hace tiempo. El provincianismo rancio está haciendo mucho daño

  2. Jaime Oriz

    Estoy de acuerdo con varios puntos de ZFF en cuanto al Roscón Rock, pero creo que hay un detalle que han destacado ni desde este blog ni los propios organizadores del festival. En su momento escribí un artículo para 20 Minutos y, si no recuerdo mal, el ayuntamiento de Zaragoza cortaba más de una docena de veces el paseo Independencia al tráfico para que los ciudadanos pudiesen disfrutar de la actividad de turno.

    Por supuesto, en muchas ocasiones ha sido para celebrar conciertos. Lástima que siempre la mayoría de las veces hayan sido organizados por un mismo grupo empresarial…

    (sigue aquí)
    http://blogs.aragonmusical.com/musicaconcriterio/2014/01/21/a-vueltas-con-el-roscon-rock/

  3. Albert Solé

    Yo creo que deberíamos meter más presión a los ayuntamientos, para que de alguna manera, dieran facilidades para este tipo de eventos, y no trabas. Yo no soy de Zaragoza, pero en mi ciudad ocurren cosas parecidas, se cierran salas, se suspenden concursos, etc. por falta de dinero o permisos que nunca habían sido necesarios hasta ahora. La situación es crítica, creo que deberíamos empezar a escribir instancias a los ayuntamientos pidiendo ayuda para la cultura y para salas y demás que se encargan de difundirla (en vez de invertir en infraestructuras inservibles, como ocurre en todas partes).
    Muchas gracias por hablar y denunciar esta situación, estáis haciendo una labor importante.

  4. Erete

    Enhorabuena por el articulo. Promover el debate es fundamental.
    Me parece un error condicionar la difusión y desarrollo de la música en Aragón a las instituciones públicas.
    El problema de (la falta) de “consumo” musical es de base. Acercar la música a la gente, a todo el mundo y la gente responderá. Si has visto conciertos en la calle y los has disfrutado posiblemente quieras seguir disfrutandolos.
    Me parece un nuevo error la “protesta silenciosa” en este contexto. Se ha perdido una oportunidad de oro de tocar para un público que no es el habitual.
    Al final, para variar, hay que recurrir al yo me lo guiso, yo me lo como.
    Esperemos que el año que viene haya música en la calle, sin manifiestos “acordados”.

Leave a Comment